Existe el design thinking en health ¿pero realmente lo utilizamos?

No es ningún secreto que el health es una industria única y complicada, incluso antes de enfrentarnos a una pandemia mundial. Y es así, lamentablemente, es una industria con resistencias a cambiar. ¿Por qué?

La industria health se rige, generalmente, por la capacidad de reconocer patrones: unos patrones que sirven para agilizar los procesos y la toma de decisiones. Después de todo, se considera un sector muy rígido debido a todos los filtros que se pasan a todos los niveles: investigación, desarrollo, atención médica y comunicación. Esta debe ser la razón para mantenernos fieles a lo que ya conocemos como agencia y seguir haciendo lo que llevamos décadas haciendo, ¿no?
Pues desde Blue Bliss sentimos llevar la contraria.

En Blue Bliss creemos que, para continuar innovando, solucionando y creciendo en el sector health, es crucial que nos desafiemos a nosotros mismos para abordar el trabajo de manera objetiva y adoptar una forma diferente de ver y hacer, y qué mejor manera que aplicar la creatividad y la co-creación o design thinking. ¿Por qué implementarlo en este sector? Se podría argumentar fácilmente que el health es la industria más sobrerregulada y menos creativa del mundo. Nosotros pensamos que esto no es ni mucho menos así. Y que tenemos un deber: defender la creatividad por y para la salud. Queremos defenderla para mejorar nuestro papel como comunicadores, desarrolladores, investigadores e innovadores. Porque solo evolucionando y mejorando continuamente, tanto nosotros mismos como nuestras contribuciones, podremos mejorar la industria, las empresas y los clientes para los que trabajamos, una industria que depende de ello. 

Hoy más que nunca tenemos la responsabilidad de no conformarnos y huir de ser complacientes con lo que presentamos al mundo, desde las historias que contamos hasta los servicios que brindamos y las experiencias que ofrecemos. La creatividad es un elemento vital del sector health y con él podemos adaptarnos a la naturaleza cambiante de la comunicación, la investigación, la atención y desarrollo.

El design thinking puede darnos un propósito para impulsar nuestro proceso creativo y de comunicación y mantenernos enfocados en la mejora y búsqueda constante. El design thinking asegura que las acciones e interacciones estén guiadas por la razón y la conciencia. Una conciencia que debe estar presente en todos los planteamientos, que nos permite escuchar con atención y hacernos preguntas para profundizar nuestro conocimiento e innovación.

Vale, sabemos que la teoría está muy bien, ¿y la práctica?

Desde Blue Bliss creemos que el sector health debe dejar el miedo atrás, reconocer que las cosas pueden cambiar y no tener miedo a saltar, a equivocarse, a mejorar, a no darse por vencido, a no conformarse.

¿Nuestra manera de enfocarlo? No somos un partner que hace, somos propulsores, no nos quedamos estancados con lo que ya tenemos o hemos hecho, somos generadores de innovación y creatividad para la salud.

La innovación y la creatividad no ocurren por casualidad. Requieren de un compromiso. Porque, al fin y al cabo, tienen el poder de mover a las personas: de volver a conectarnos con lo que nos apasiona, de inspirarnos, de buscar resultados y de hacer las cosas diferentes, cosas que puedan motivar y que inspiren a otras empresas, agencias o personas.

Y desde hoy mismo en Blue Bliss nos comprometemos a ser generadores de este cambio en health. ¿Te sumas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *