Está demostrado que las mascotas hacen bien

Se habló mucho durante la cuarentena de las repetidas salidas para “pasear al perro”. ¿Te pareció a ti también que algunas personas -sólo algunas- abusaron de la cantidad de veces que paseaban a su perro? Pero esa es otra historia, porque hoy queremos contarte algo muy importante relacionado con el tema. Sí. Está demostrado que las mascotas hacen bien.

Blue Bliss agencia healthcare Barcelona creatividad blog salud publicidad está demostrado que las mascotas hacen bien discapacidad

Hay que empezar aclarando que no toda la gente está en condiciones de adoptar una mascota. Existe un grupo de las personas a quienes no le simpatizan los perros -o gatos- y por supuesto que son decisiones absolutamente respetables. Pero además hay quienes no pueden hacerlo por cuestiones médicas particulares, como es el caso de las alergias. Y una porción muy importante de población que se ve imposibilitada de convivir con una mascota por razones de espacio.

Es necesario que las mascotas se sientan cómodas

No tiene mucho sentido si, por ejemplo, una familia constituida por una pareja y tres hijos vive en un piso de apenas dos o tres habitaciones con un pequeño salón, apenas cuenta con un ínfimo balcón y por supuesto no tiene ni patio ni terraza. ¿Hay lugar para un perro allí? Técnicamente, sí, sobre todo si es una raza pequeña, pero un animal conviviendo allí no se sentirá pleno.

También es vital tener en cuenta la compañía con la que contará la mascota. Si todos los integrantes de ese hogar marchan cada día a sus trabajos o al cole, y pasan unas ocho o diez horas fuera de casa, ¿qué hace el perro mientras tanto? Aburrirse. Extrañarles. Si tuviera un patio para correr y desgastar energía, quizás se le pasarían más rápido esos largos momentos de soledad. Pero en caso contrario, ¡es un auténtico suplicio para las mascotas!

Las mascotas y los niños con autismo

El beneficio que puede generar el hecho de tener una mascota en casa -procurando que sea en las condiciones más idóneas como ya te hemos explicado- se multiplica en caso de familias de niños con autismo.

En dichos hogares, los padres y/o madres tienen un nivel de estrés más elevado que en el resto de las familias, y las mascotas pueden ser una fuente de apoyo. Está demostrado que lo son.

Un estudio realizado por la Universidad de Missouri demostró que las mascotas logran que se construyan lazos muy fuertes, y disminuyen el estrés de los niños con autismo y el de sus padres y madres.

Blue Bliss agencia healthcare Barcelona creatividad blog salud publicidad está demostrado que las mascotas hacen bien discapacidad autismo trastorno

Diferentes mascotas según la sensibilidad del niño

Gretchen Carlisle es científica del Centro de Investigación para la Interacción Humano-Animal. Ella afirma que, si se está considerando incorporar a una mascota a la familia en donde hay un niño con autismo, es recomendable incluirlo en la decisión. El objetivo es que el nivel de actividad de la mascota esté acorde al del niño. Según su opinión, los pequeños con autismo tienen sensibilidades específicas, por lo cual un perro de gran tamaño y ruidoso podría causar una sobrecarga sensorial para un niño en particular. En ese caso, Gretchen cree que un gato tranquilo podría ser la mejor opción.

Sobre este tema tan interesante, la Asociación Australiana de Perros Guía ofrece un interesante Programa de Ayuda para Chicos con Autismo.

Perros de asistencia para ayudar a personas con discapacidad

Existen determinados tipos de perros, denominados “de asistencia”, que están preparados para facilitar la vida de la gente que requiere de una determinada ayuda. Nos referimos a personas que deben superar limitaciones que, generalmente, están derivadas de una discapacidad.

Ya sea una condición física o psicológica que suponga un inconveniente en su estilo de vida, cualquiera puede -y le mejorará su existencia- adoptar a un perro de asistencia. Hay programas muy bien desarrollados, como el caso del Proyecto Guau de Nestlé Purina, que preparan a las mascotas para ayudar a las familias que las necesiten.

Aquí te mencionamos algunas características sobre los perros de asistencia:

  • Decidir una raza en particular no es determinante, aunque sí es aconsejable que sean perros dóciles, afectuosos y de carácter más bien previsible
  • Asegurarse de que tengan una importante capacidad de aprendizaje, una correcta reacción ante las señales y los estímulos sonoros y que carezcan de agresividad
  • Elegir al perro teniendo en cuenta el tipo de discapacidad de sus futuros compañeros (no está mal, si existe un impedimento físico en la persona, que el perro está entrenado para recoger cosas, abrir y cerrar puertas y cajones, encender interruptores, etc.)

Recuerda que el principal enemigo que combate una mascota en casa es el estrés (que no es lo mismo que el eustrés del que ya hemos hablado aquí). Pero más allá de esto, puede darte miles de satisfacciones. Que incluyen, claro que sí, el momento en el que llegas a casa y tu perro, sin importar el tiempo en que lo hayas dejado solo, te recibe siempre moviéndote la cola, que es su forma de expresar su alegría y decirte lo mucho que le importas. Y se reafirma que está demostrado que las mascotas hacen bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *