Es tiempo de propósito

Los propósitos nos mueven, pero lo que nos mueve no es una frase bonita, sino eso que realmente nos toca la fibra, sentir que nuestra aportación, como persona, como empresa, forma parte de un “master plan” con el que nos sentimos identificados. La sensación de pertenecer, ser el cambio e incluso liderarlo.

El propósito de nuestra empresa debería ser más grande que la misma empresa, trascenderla, ya no solo de manera filantrópica o por guilt wash sino por la comunidad, sociedad, planeta en el que inevitablemente impactamos.

Ser parte de una comunidad, de la sociedad, vivir en el planeta implica una responsabilidad, no es gratis y es algo en lo que no pensamos. Somos parte de un todo y nuestro aporte a la sociedad siempre vale más de lo que cuesta.

Las nuevas generaciones de consumidores, de emprendedores, ya nacen con una base social, simplemente no conciben que una empresa no tenga un impacto positivo, de hecho, muchas veces el emprendimiento viene primero para resolver un problema y luego se convierte en una empresa generando negocio a partir de ofrecer una solución.

Cada vez más empresas pasan de pensar en RSE / RSC a Propósito, a definir eso más grande que las mueve, a conseguir una hoja de ruta en la que todos se sienten a gusto remando en la misma dirección. Ese faro que los guía no solo mejora el rendimiento laboral y atrae talento, sino que también, y de manera natural, atrae consumidores.

Pasemos del storytelling al storycaring

Hace tiempo que se habla del storytelling, de explicar cosas de manera bonita, como un cuento, con formatos digeribles y amigables, también se ha hablado mucho del storydoing, en el que las marcas no solo crean el discurso, sino que primero pasan a la acción para explicarlo.

Pero esto también se queda en Goodmarketing, en vamos a ver qué podemos hacer para explicarlo bonito y hacer un vídeo para redes. Hablamos de pasar al storycaring como filosofía, y especialmente en el sector sanitario. En Health nos ocupamos de cuidar a las personas con nuestros productos. Las personas son siempre el centro.

Y ahí es donde entra el storycaring, el cuidado como eje, cuidarnos, cuidarte, como personas, como empresa, como sociedad y cuando una empresa tiene un propósito claro, con todas sus partes involucradas, no tiene que inventar historias bonitas, ni crear acciones para explicar, ya es una historia bonita. Y todos queremos ser parte de una historia bonita, como trabajadores, como consumidores, como ciudadanos…

¿Health con propósito?

¡Claro que sí! La industria health existe por un propósito, y no es vender. O al menos no solo vender, su aporte principal a la sociedad es la salud. El reto es encontrar ese propósito que mueve a cada empresa a ser cada vez más valiosa para la sociedad. Conseguir un impacto positivo más allá de su producto o servicio concreto desde la industria health es posible y necesario.

Nos encanta poner este debate sobre la mesa, esta semana en Blue Bliss tuvimos el placer de escuchar a nuestros amigos de Rosa Parks en una formación de Propósito e impacto positivo. Dos horas de Rosa Parks solo para nosotras, todo el equipo frenó su actividad para darnos un espacio para reflexionar. Esos espacios tan necesarios que nos dejan dándole vueltas a las cosas.

En Blue Bliss estamos en procesos de cambio, eso que recomendamos a los clientes y que a veces es tan difícil aplicar en uno mismo. Llevamos reflexionando sobre lo que somos, lo que queremos ser, lo que queremos aportarles a nuestros clientes, al target final… más allá de lo que nos pide el cliente.

Pronto os iremos enseñando cosas, en la primavera, que es cuando reviven las cosas bonitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *